El aseo personal, el baño

Después del ictus y de vuelta al hogar, a menudo la persona no es totalmente independiente y ello repercute en sus actividades de la vida diaria.

Al principio, puede que necesite ayuda en su aseo personal; sus familiares, con algunos consejos prácticos, se convertirán en sus mejores cuidadores.

¡Mantener un buen aspecto nos hace sentirnos mejor! Por ello, el aseo personal y el baño deben realizarse a diario y, siempre que sea posible, en el cuarto de baño; sólo se trata de
convertir esta habitación en un lugar seguro.

Los siguientes consejos le servirán:

  • 1. Instalar barandillas alrededor de la bañera y WC (figuras 3.1 y 3.2).
  • 2. Retirar las alfombras del suelo, pero, al salir de la bañera, colocar una alfombra de baño o una toalla gruesa para evitar resbalar.
  • 3. Si la persona no puede mantenerse de pie de una forma segura, es mejor poner una silla de plástico dentro de la bañera o ducha (figura 3.3).Para entrar en la bañera, se apoyará primero la pierna afectada y, para salir, se apoyará la pierna no afectada.
  • 4. Poner una goma protectora dentro de la bañera o ducha.
  • 5. Cuando la persona padezca trastornos sensitivos, el familiar comprobará la temperatura del agua para evitar quemaduras.
  • 6. Después del baño es importante secar bien la piel e hidratarla con cremas protectoras, especialmente en las zonas de prominencias óseas: hombros, codos, espalda, talones, etc., que son más propensas a enrojecimientos.
  • 7. Si existe afectación de la movilidad en una parte del cuerpo, es más seguro usar maquinilla eléctrica para el afeitado; también son prácticos los cepillos de mango largo.
  • 8. Además, debe realizarse una correcta higiene bucal y dental.
  • 9. Puede ser necesario recibir ayuda en la higiene del cabello y en el cuidado de las uñas.

bañobaño2

baño3baño4

Hay que animar a la persona para que sea lo más independiente posible y para que haga trabajar la parte del cuerpo afectada 

Si la persona puede realizar ella sola su aseo personal, aunque sea con dificultad, ¡es mejor que lo haga! Pero no es aconsejable dejarle solo en el baño hasta su completa recuperación.
Cuando la persona no es capaz de andar con ayuda, es mejor realizar la higiene en la cama.
Necesitaremos:

  • – Dos palanganas: una con agua jabonosa y otra con agua limpia.
  • – Una esponja.
  • – Una toalla grande.
  • – Crema protectora para la piel.
  • – Protector para no mojar el colchón.

Primero se lavará la cara y el cuerpo con el paciente «boca arriba»; después se movilizará (como se indica en las figuras 3.4, 3.5 y 3.6) para lavarle la espalda. Finalmente, se dispondrá de un sillón cómodo al lado de la cama para sentarle.

La persona afecta de un ictus debe volver poco a poco a la normalidad.
Hay que evitar que permanezca en la cama durante el día.
Cuando la movilidad está muy reducida, para evitar que la piel se ulcere, debe disponerse de almohadas suaves  en el sillón, para que el cuerpo esté bien apoyado y se sienta cómodo.
Cambiar cada una o dos horas la posición de las extremidades y evitar las arrugas de la ropa ayudará a que la piel se mantenga íntegra.

baño5